Búzios, Río de Janeiro

Búzios es una península localizada 180 kilómetros al norte de Río de Janeiro, en la región de los lagos. Antigua villa de pescadores, salió del anonimato luego de la visita, en 1964, de la actriz francesa Brigitte Bardot a sus hermosísimas playas. A partir de allí se fue convirtiendo en uno de los principales polos turísticos de Brasil.
Búzios se caracteriza por sus calles angostas y casas de estilo colonial.

Rúa das Pedras es un pasaje de 400 metros construido por los escalvos, que hoy en día es el centro de reunión del balneário. Allí es posible encontrar tiendas de ropa sofisticada, galerías de arte, restaurantes; y shows, bares y discotecas para quienes quieran disfrutar de su agitada vida nocturna.

Búzios tiene 24 playas con distintas caracaterísticas. Las hay de arenas ásperas o suaves, muy frecuentadas o tranquilas y de aguas cálidas o frías.

Entre las principales podemos destacar:

Geribá y Praia Brava: de olas grandes. Ideales para la práctica de surf.

Praia Ferradura: tiene forma de herradura con vegetación de cactus y bromelias. De 1500 metros de extensión, es una de las más frecuentadas y apta para baños y práctica de deportes náuticos.

Praia da Ferradurinha: es una piscina natural de aguas azules y transpartentes y arenas claras y finas. Ideal para baños y buceo.

Praia dos Amores: desierta y salvaje, de mar calmo. Muy visitada por las familias.

Praia da Tartaruga: ensenada con piscinas naturales.

Praia da Armaçao: uno de los mejores lugares para observar la puesta del sol y practicar deportes náuticos. Cuenta también con antiguas casas coloniales.

Praia Azeda y Azedinha: de aguas transparentes, ideales para el buceo.

Praia Joao Fernándes: de las más frecuentadas, próxima al centro de la ciudad.

Praia Joao Fernandinho: semidesierta, de los mejores lugares para el baño y la familia.


Consultas y reservas

Se requiere que todos los campos marcados con un asterisco (*)